Navegación por Etiqueta

testimonio

El parto

Testimonio del parto de una seguidora muy valiente

Lo primero de todo pediros disculpas por lo que he tardado en escribir, pero últimamente estoy súper cansada, me duelen mucho los huesos de la pelvis y la ciática, y junto con el quemazo de la mano he estado hecha un trapo, jeje. Menos mal que la mano ya la tengo genial, ya la puedo dejar al aire con cuidado de no darme un golpe.

Hoy os quiero contar la historia de una amiga del blog que me escribió a raíz de la entrada que hice del parto precipitado de Valdecilla. Ella también pasó por una experiencia mala y quería darlo a conocer a través del blog, así que os lo cuento tal como ella me lo contó.

Su hijo nació el 28 de febrero de este año y su fecha probable de parto era el día 16.  Hasta ahí diréis que todo normal porque se pueden estar dos semanas fuera de la fecha probable de parto, pero en el caso de María los médicos, tanto por la Seguridad Social como por lo privado, le habían dicho que su bebé aguantaría como mucho hasta los 7 meses porque era muy grande y tendrían que hacerla cesárea como pasó con su primer hijo.

A pesar de eso, no sólo esperaron a la fecha probable de parto sino que siguieron pasando los días y haciéndole PT y como no tenía las suficientes contracciones pues siguieron aguantando.

Ya una tarde, María empezó con muchas contracciones y dolorosas y acudió a urgencias donde después de esperar un buen rato la hicieron un PT y le dijeron que estaba muy verde, pero ella tenía muchísimos dolores y dijo que de ahí no se movía, y según palabras del personal de la Residencia la “dejaron pasar la noche” porque había habitaciones vacías, pero sin más. Iban pasando las horas y el dolor aumentaba, hasta que se decidieron a ponerle la epidural pero solo le hizo efecto en un lado, así que los dolores los seguía sintiendo súper intensos en el lado izquierdo, así toda la noche y toda la mañana. Entraban a mirarla y como no dilataba nadie hacía nada, hasta que gracias a Dios, dio con un médico que nada más explorarla mando a todo el personal de urgencias a quirófano con ella a hacerla una cesárea.

Lo que iba a ser una cesárea de 30 minutos se convirtió en una operación de 4 horas.

El niño estaba completamente pegado a su madre. La placenta era anterior, ósea por delante del bebé, y tuvieron que tirar y tirar de él para poder sacarle, pero al hacer eso le arrancaron el cordón umbilical y perdió muchísima sangre. Como seguía pegado a Maria,  no sabían de donde provenia la sangre y cuando salió estaba en parada cardiorrespiratoria y directo a cuidados intensivos intubado y con respirador artificial 😱😨😰 En toda esa locura a nuestra amiga le arrancaron literal un trozo de vejiga y tuvo que subir de Valdecilla a la Residencia un adjunto de Urología que estaba de guardia para coser la vejiga y poder continuar mientras ella perdía sangre a borbotones y su hijo lidiando entre la vida y la muerte (palabras textuales de María).

Una vez pasado todo y ya en planta, el niño gracias a Dios iba poquito a poco muuucho mejor y sin ninguna consecuencia, pero nuestra amiga tuvo bastantes complicaciones (5 concentrados de sangre, un absceso en la herida quirúrgica que metían dos dedos de la profundidad que tenia, infección por la sonda que tuvo mas de mes y medio, entre otras). Estuvieron ingresados 20 días, donde solo pudo estar una semana con su niño ya que pasó de cuidados intensivos a bajo riesgo. 

Y muchos más detalles que no me ha querido contar porque menos mal que todo quedó en una mala experiencia pero a día de hoy están los dos perfectos, sin consecuencias más que una cicatriz pero juntitos y sanos!!

No es justo que pasara esto después de las advertencias previas al parto y por dejar esperar….menos mal que dio con ese médico “Ángel de la guarda” porque si llegan a esperar más a saber lo que hubiera pasado….

Como digo siempre, gracias a Dios estos casos son mínimos pero es importante que se sepa para que no se piensen que se queda en el olvido. La verdad que cuando María me contó su historia se me caían las lágrimas…tanto su hijo como ella son unos auténticos campeones y eso que les pasó estoy segura que ha creado un vínculo tan fuerte que os unirá para siempre de manera especial.

Gracias María por contarme tu historia 😚.