Navegación por Etiqueta

embarazo

Segundo trimestre

Ecografía del segundo trimestre

Hola bonitas!!! Qué rápido pasan las semanas! Mañana por fin empieza el verano y ya estamos casi en la semana 22 de embarazo!! Se me está pasando mucho más rápido que con la nena…será porque no me deja tiempo ni para pensar, jeje.

La semana pasada fuimos a la ecografía del segundo trimestre, que se realiza sobre la semana 20. Se llama ecografía morfológica porque sirve para valorar la estructura del feto y su biometría, para conocer si el bebé se está desarrollando con normalidad, así como para excluir malformaciones. Gracias a Dios está todo bien, así que salimos super contentos de la consulta!!

rodrigo

Días antes habíamos ido a la ecografía en 4D a donde Cavero, que es especialista en este tipo de ecografías. Ya habíamos ido en la semana 12 también, al igual que hicimos con la niña. Es alucinante cómo se ve todo y lo bien que lo explica. Va órgano por órgano viendo todo al detalle y al final de todo te enseña en 4 dimensiones al bebé…es tan mágico!! siempre se me caen los lagrimones, jajaja. Parece mentira que esté dentro de mí cuando le veo moverse a toda velocidad en la pantalla de la consulta, y es tan bonito mi niño!!  🙂  jiji (diréis que estoy zumbada, jaja, pero es que le ves la carita como si le tuvieras ya en brazos). La consulta cuesta 110 euros pero merece la pena porque está un buen rato mirando todo bien y sales muy tranquila. Además te llevas una foto y los vídeos del bebé, que les hace mucha ilusión a los abuelos, jeje, y es un recuerdo inolvidable.

Por cierto, es alucinante cómo crece la barriga cada día, no deja de sorprenderme. Además con el niño se me ha notado mucho antes, me encanta!! Os pongo una foto del primer embarazo y de ahora en la semana 20 a ver qué os parece 😉

20+320+1

Pues nada, espero que os haya gustado el post y cualquier cosita ya sabéis que me podéis dejar un comentario 😉 Nos vemos en el próxima post. Un besazo!

El embarazo

Vuelvo con novedades!!!

Lo primero de todo pedir disculpas a todas aquellas que me habéis leído hasta ahora. Desde la ultima vez que escribí me han pasado un montón de cosas y una sobre todo emocionante e ilusionante… Estoy embarazada!! Siiiiiiii !! No he querido escribir hasta ahora porque al igual que me pasó con la nena, he estado unos meses  de precaución y bastante acojonadilla, jeje. Ahora estoy de 20 semanas y aunque como digo yo, siempre voy a estar con miedo hasta si Dios quiere verle en mis brazos, por lo menos ya me apetece contaros cosillas y deciros como lo estoy llevando para las que estéis en mí misma situación o lo vayáis a estar, porque si, pronto lo estaréis las que lo deseáis, optimismo!! Por cierto, es un NENE!!! Aunque nos daba exactamente igual, lo importante es que este bien.

Por otra parte he estado bastante liada en el trabajo, nos vino una jefa nueva y hemos estado bastante puteadillas. Así que lo único que me apetecía cuando llegaba a casa era estar con mi chiquitina y descansar lo que podía. Por cierto os cuento! Mi niña ya ha hecho la semana pasada un añito! Es alucinante como pasa el tiempo! Y está hecha una brujilla, todavía no anda pero quiere estar tooooodo el rato en el suelo andando de la mano, jeje, y yo con mi incipiente barriguita doblando el riñón hasta que pueda, jaja. Cada día que pasa descubre algo nuevo y te sorprende con sus cosas, la quiero tanto….

Intentare hacer una o dos entradas a la semana, y así ir viviendo con vosotras esta gran aventura, y también que me contéis de vosotras y ayudaros en todo lo que pueda. Sobre todo quiero daros fuerza, y deciros para las que estéis en un momento amargo que confiéis en vosotras y en vuestro cuerpo, que lo vais a conseguir y me lo vais a contar algún día. Un fuerte abrazo para todas amigas.

Primer trimestre

Mi embarazo después del aborto

A los 6 meses de tener el aborto diferido me volví a quedar embarazada…lo primero que hice nada más ver el positivo fue mirarme al espejo y reírme y llorar a la vez! Estaba tan tan contenta pero tan tan cagada…:)

Quería haber preparado alguna sorpresa a mi marido pero no me pude aguantar y fui corriendo a la cama a enseñarle el predictor, jeje. La cara de él decía lo mismo que la mía, genial !! pero hay que ser cautos. No podíamos dejar de mirar la rayita embobados.

Lo primero que nos habían dicho los médicos era que en cuanto viésemos el positivo teníamos que llamarles para empezar a pincharme la heparina. Yo ya tomaba el eutirox para el tiroides y el adiro 100, pero era importante empezar cuanto antes con la heparina para evitar alguna complicación, así que ese mismo día les llamé y me citaron.

Empecé con el Clexane 40 una vez al día. Me dijeron que era bueno pincharse siempre sobre la misma hora, así que mi ritual era: a las 9 tomaba el eutirox (media hora antes de desayunar), a las 9:30 me pinchaba en un costado de la barriga la heparina y desayunaba, y el Adiro 100 lo tomaba después de comer, así todo el embarazo y encantada de la vida 🙂

Las dosis del Clexane y del eutirox me las revisaban cada mes. Me hacían análisis y en función de los resultados me ajustaban la dosis. Esto es importante decir que te lo tiene que controlar un médico, y nunca hacer nada por nuestra cuenta.

Tengo que reconocer que disfruté cada día de mi embarazo al máximo, pero también tuve muchos miedos, a cada ecografía que nos tocaba ir, entraba casi llorando de la tensión y hasta que no nos decían que todo estaba bien no respiraba tranquila. Creo que cuando has tenido una experiencia anterior que no salió bien es inevitable no sentir miedo y preocupación. Pero por otra parte sabía que estaba haciendo todo lo que podía hacer. Ya me había mirado todo y había puesto remedio a todo lo que me habían dicho así que sólo tocaba esperar y rezar a Dios y a mi Virgenzuca del Carmen para que saliera todo bien. Y gracias a Dios todo salió bien y tenemos a nuestra nena con nosotros.

Para no extenderme en este post tenéis otro donde cuento cómo me pinchaba la heparina y mis revisiones.

A por el bebé

¿Para cuándo los bebés?

Seguro que os lo han preguntado un montón de veces!! Y casi seguro que a la mitad de las personas que os lo han preguntado os han dado ganas de responderles…”pues mira, cuando nos salga de los mismísimos cojones!!” o bien pensabáis en voz baja…”si tú supieras el tiempo que llevamos buscando el bebé y aquí seguimos”…

Sea cual sea la respuesta, siempre he pensado que esta es una pregunta que nadie debería hacernos nunca, ni siquiera los más allegados. Una pregunta tan simple como esa puede hacer mucho daño.

Para los que no quieren en ese momento tener niños es una pregunta cansina, pero para todos aquellos que lo están intentando y no llega es una pregunta dolorosa. Bastante presión nos metemos a nosotros mismos como pareja, para que todavía tengas a la gente preguntando y pendiente de tí. Además, que coño les importa? acaso no se enterarán cuando llegue el momento?

En nuestro caso, nada más casarnos, todo el mundo ya empezaba a meter presión, con la típica frase de abuela…”bueno, ahora que os habéis casado a buscar el bebé no?” …y nosotros siempre …”bueno, dejarnos disfrutar un poco del matrimonio no?”…esto un día sí y otro también…

Nosotros teníamos claro que queríamos tener hijos pronto, pero esa pregunta he de reconocer que a mí me hacía sentirme presionada…”y… si tardamos mucho? y si no podemos? y si tenemos algún problema?” …Menos mal que mi querido marido, siempre mucho más optimista que yo, me tranquilizaba y me decía que paso a paso sin preocuparnos, que todo se vería con el tiempo y que para casi todo en esta vida hay soluciones.

Yo, como os conté en la presentación, he tenido dos embarazos, el primero por desgracia no salió hacia delante, y fue a partir de entonces cuando esta pregunta empezó a hacerme daño de verdad. Mucha gente que hacía tiempo que no veía y no sabía ni siquiera que había estado embarazada, me preguntaba que si no nos animábamos al bebé y claro, imaginaros el careto que se me quedaba, se me humedecían los ojos y creo que no hacía falta decir nada más. En esos casos llegaba a entender que bueno, no lo sabían y ya está, pero lo peor venía cuando aún sabiendo que lo habíamos perdido todavía seguían metiendo presión…y preguntando qué cuando podíamos volver a intentarlo, que a ver si no nos volvía a pasar lo mismo….ya claro, qué mas quiero yo…en fin, un montón de estupideces que se podían evitar estando con la boca cerrada.

Pero bueno, este post es simplemente, para decir a aquellas personas que les gusta preguntar, que por favor no lo hagan, que si realmente es tu amigo/a ellos mismos os lo contarán y se querrán desahogar, pero si no lo hacen seguramente es porque no les apetece hablar del tema.

Y vosotras, ¿que opináis? ¿hartitas de la pregunta del millón? NI CASO