Navegación por Etiqueta

conciliación laboral y familiar

El embarazo

Mierda de conciliación laboral y familiar

Permitirme que me desahogue por aquí pero estoy indignada y necesito contarlo, eso es, la palabra que puede definir como me siento es !!!indignación!!!

Como sabéis las que me seguís, estoy felizmente embarazada de 34 semanas, y desde la semana 22 estaba de baja en mi empresa porque esa es la fecha que se estipula en el convenio para el puesto que estaba desempeñando, cajera en un almacén de construcción y reforma. 

Pues bien, llevaba trabajando desde la apertura en dicho almacén y este mes se me acababa el contrato. Exactamente se cumplía 1 año desde que empecé, y las opciones eran: no renovación o bien contrato indefinido. Seguro que todas os imagináis la opción elegida por la empresa verdad? Pues sí, no renovación… La verdad que iba muy tranquila porque tristemente ya lo daba por echo, sabía perfectamente que no me iban a renovar. Pero lo más triste es que sabía que no me iban a renovar no por haber hecho mal mi trabajo ni llevarme mal con mis compañeras ni mucho menos (esto la empresa siempre me había dicho hasta que me fui de baja que estaban muy contentos con mi trabajo y con mis valores humanos) sino por el echo de estar embarazada. Sí, así es, estar embarazada, aunque no lo quieran reconocer (claro está, se les caería el pelo) es un problema para las empresas. Las razones que me dieron para no renovarme es que sólo podían hacer indefinida a una persona en el departamento y éramos dos, y habían podido ver mejor la evolución de la otra compañera que la mía al llevar unos meses de baja (yo no le quito mérito para nada a mi compañera que se merece tanto como yo el puesto, pero que no me cuenten milongas de evoluciones que tengo 31 años y no me chupo el dedo…). 

Acepté su decisión pero les dije lo que pensaba al respecto todo muy educadamente, pues sé que no sirve para nada enfadarse o perder las formas. Lo que me parece triste es que bastante gente me dijera…a ver qué esperabas? te quedas embarazada sin estar indefinida? haber esperado que fijo que te hacían indefinida! Por desgracia, así es como piensa la mayoría en España y así vamos. Tienes que condicionar tu vida familiar al trabajo, para que luego esperes y te den la patada cuando ya no les sirves, porque al final somos números y les das igual tú. Además si estuviera bien legislado todo el tema de la conciliación laboral y familiar, nadie tendría que “esperar” a tener hijos sino que se tendrían cuando cada uno quisiera, porque conozco gente que tanto esperar a tener buena situación laboral al final se les ha pasado el arroz como dicen las abuelas y no han podido tener familia o han tenido muchos problemas… Gracias a Dios tengo muy claro cuales son mis prioridades, y mi familia es lo primero de todo.

El problema que veo es que en vez de ir a mejor vamos a peor. Hace 3 años perdí mi trabajo como jefa de sección en una gran superficie de electrodomésticos e informática que presumen de ser muy listos, a raíz de decir que me casaba…así es, en cuanto dije que me casaba me metieron al despacho y me preguntaron que cuales eran mis pretensiones familiares, que si quería tener hijos y esas “cosas”. Siempre he ido de cara y por supuesto les dije que en un futuro claro que me gustaría formar mi propia familia y la respuesta de mi gerente entonces fue…“joer, que manía os da a las mujeres con querer tener hijos en cuanto os casáis!!…Os juro que en ese momento se me quedó una cara de póker que no supe ni contestar…me dieron ganas de haber tenido el móvil a mano para grabarlo porque me parecía increíble hasta qué punto se podían meter en tu vida personal !!! Lo único que le dije fue que el echo de tener un hijo no tenía por qué repercutir en mi eficiencia laboral y que si todas las empresas pensaran lo mismo o no habría niños en el mundo o ninguna madre tendría trabajo por el echo de ser madre…Pues bien, desde ese momento me empezaron a hacer el vacío y a meterme presión para ver si me cansaba y me iba, pero como aguanté porque tenía un equipo de trabajo magnífico y me apoyaba, se cansaron ellos antes y me despidieron por motivos de “reestructuración de la tienda debido a la crisis económica”. Lo más curioso es que de todas las jefas que estábamos entonces sólo queda una que por lo que tengo entendido no le va el tema de los niños…casualidad o no?

Es lamentable que tengamos que vivir situaciones laborales tan penosas como estas por querer formar una familia. Mis amigas que son madres por desgracia también han pasado por ello…a una de ellas le denegaron reducir su jornada, estando en todo su derecho, porque su jefa sabe que no puede permitirse quedarse sin trabajo y no la va a denunciar (he de decir que me he encontrado muchos casos en que son las propias mujeres jefas las que ponen mayor impedimento que los hombres….triste pero cierto, ninguno debería poner trabas pero encima que una mujer con hijos sea la que más obstáculos pone deja mucho que desear)  y  otra amiga que trabajaba también en una gran superficie de moda pidió poder salir antes por las tardes para poder bañar a su hijo y darle el bibe y le dijeron que era imposible que como muy pronto a las 8:30 de la tarde (viviendo a media hora del trabajo, ósea que mientras pitos y flautas llegaba a ver al niño a las 9:15, casi dormido) así que tuvo que pedirse una excedencia para cuidar de su bebé. Y así muchos casos que me cuentan conocidas.

Yo desde pequeña soñé con tener un buen trabajo y me preparé para ello. Siempre fui la típica empollona que sacaba todo sobresalientes, bachiller con matrícula de honor. Soy Licenciada en Administración y Dirección de Empresas, tengo un Master MBA Executive, un curso de experta contable, fiscal y laboral, todo pagado de mi bolsillo y del de mis padres, y desde que acabe la carrera nunca me falto trabajo (aunque por desgracia siempre de menos categoría que mis estudios) hasta que decidí casarme y formar una familia.

A pesar de todo, como os he dicho, tengo claras mis prioridades y mi familia está por encima de todo. No me arrepiento de nada, y siempre pondré por delante mi vida personal a la laboral, porque si de algo estoy orgullosa es de estar formando mi propia familia, mis tesoros 😍. Ahora bien, lo que me parece lamentable es que las parejas y sobre todo las mujeres, tengamos que elegir siempre entre trabajo y familia en vez de facilitarnos las cosas y poder compatibilizarlo y trabajar en unas condiciones que podamos ejercer el trabajo para el que nos hemos preparado con el cuidado de nuestros hijos.

Mis padres siempre me dicen que algún día me servirán mis estudios pero si sigue España así yo no lo veo nada claro. A estas alturas me conformo con tener un trabajo (muy por debajo de mis estudios pero un trabajo digno al fin y al cabo) que me permita salir a tiempo para disfrutar de mis hijos y verles crecer y jugar con ellos. Gracias a Dios, toco madera, mi marido tiene un buen trabajo para como están las cosas y podría permitirme trabajar media jornada, pero… y aquellas mujeres que tienen que estar todo el día trabajando y no pueden permitirse reducir su jornada? No ven a sus hijos! Y todo porque las empresas y el Gobierno, que por cierto hablan todos muy bien de la conciliación laboral y familiar,  no facilitan las cosas si no al contrario, cada vez estamos los trabajadores más puteados en todos los sentidos.

Siento por una parte decepción conmigo misma por haber estudiado tanto y haberme sacrificado muchísimo para al final no tener un trabajo acorde a lo que esperaba que tendría cuando era pequeña. Siento en cierto modo, aunque ellos para nada lo piensan, haber decepcionado a mis padres por no tener un buen puesto de trabajo, pero siempre me apoyan y saben cómo están las cosas. Además se que están muy orgullosos de mí por la nieta que les he dado y el nieto que viene en camino que si Dios quiere todavía les hará más felices si se puede 😚.

Espero no haberos aburrido pero necesitaba desahogarme y ojalá las empresas y el Gobierno empiecen a hacer algo para cambiar las cosas aunque creo que los primeros que tenemos que plantarnos y hablar en voz alta sin miedo somos los trabajadores, porque seguro que muchos de los que leeréis este post os ha pasado algo similar o conocéis a alguna persona que esté pasando por ello.

Quiero dar las gracias a mi marido porque siempre me dice que no me preocupe por el trabajo ahora, que lo primero son nuestros tesoros y cuidarlos a ellos, y ya cuando sean un poco más independientes ya encontraré algo. Eso me da mucha tranquilidad y sé que está orgulloso de mí porque siempre lo primero en lo que pienso es en él y nuestros hijos. Y a mis padres que siempre me suben el animo cuando me da el bajón, gracias, os quiero.

Y ahora contarme, qué opináis? Os ha pasado algo similar o a algún conocido? Un beso a todas, nos vemos!!