Navegación por Etiqueta

aborto involuntario

Mi bebé

Ir o no a la guardería

Os voy a contar lo que me ha pasado con el tema guardería. Desde que me entere que estaba de nuevo embarazada y la nena hizo en mayo un añito, le comenté a mi marido que igual era bueno que empezará en Septiembre a la guarde, antes de que naciera el hermanin. Más que nada porque la nena está muy metida por mí y con el tema del hermano quería que empezara a socializarse más y todo el mundo me decía que estaba muy bien, porque en la guarde hacen amigos y así me dejaba a mí un rato tranquila con la llegada del bebé (expresión que no me gusta que me digan porque a mí la niña no me molesta y ella tiene que hacerse al hermano y al revés)

El caso es que ya habíamos hablado con la directora para que empezara este lunes que viene, día 5, y mi nena ya con su baby y su mochilita con nombre y todo bordado monisma! Y que ha pasado? Pues que su mami ha cambiado de opinión y ahora no quiere llevarla de momento 🙈….pensaréis que me ha entrado hijitis aguda y no quiero pasar por el trauma de dejarla allí llorando! (Siiii, yo también echare el lagrimon cuando llegue ese momento) pero no es eso, os juro que llevo meses mentalizándome de ello y sé que aunque la cueste desprenderse (mejor dicho nos cueste a las dos) no lo hago por este motivo si no por las siguientes razones:

  • Me pasaron un artículo por Facebook donde la Asociación de Pediatría recomienda no llevar a los niños a la guarde hasta que cumplan por lo menos los dos años, ya que a esa edad su cuerpo está más protegido contra los virus y esas cosas. Está claro que si no te queda más remedio que llevarles porque trabajas y no tienes con quien dejarles, pues tendrás que llevarles antes. Pero en mi caso, ahora mismo estoy de baja maternal y este mismo mes finaliza mi contrato y viendo cómo están las cosas dudo mucho que me renueven porque tendrían que hacerme indefinida (este tema le abordaré en otro post que da para mucho). El caso es que estando yo en casa y con mis padres que me ayudan mucho y viven al lado creo que podré apañarme y a tiempo estoy de meterla en la guarde. Además papi trabaja a turnos y también ayuda mucho.
  • Otro motivo es el tema de las vacunas.  El martes le toca la vacuna de la varicela y tengo que esperar dos meses para darle después la primera de la meningitis. Este es un tema también que me ha frenado, ya que prefiero que cuando vaya a la guarde esté vacunada ya de todo para que esté más protegida. Está claro que los virus están en todas las partes pero en el artículo que leí ponía que el primer año de guarde enferman casi todos los meses (no todos ojo) sobre todo por catarros, bronquitis y estas cosas, y la verdad que sí puedo no exponerla a ello de momento…además me da miedo que se lo pegue al hermanin tan pequeño.
  • Y el motivo por el que básicamente estaba convencida de querer llevarla era para que se relacionara con otros niños y no tuviera tanta mamitis, pero en este último mes que ha empezado a andar me he dado cuenta que cada vez es más independiente y le gusta mucho estar con niños y observarles. Además vamos mucho de paseo al parque y tiene un primo que vive al lado, ósea que relacionarse se relaciona, por lo que no me preocupa ya tanto, porque veo que cada vez es más sociable.

Como digo siempre cada madre y padre tienen que ver lo que es mejor para sus hijos y sus circunstancias personales. Nosotros hemos decidido no llevarla de momento porque ahora mismo no trabajo y nos podemos permitir cuidarla, si trabajase sería otra cosa. Además todavía es pequeña y a tiempo está de ir.  Habrá que ir viendo el día a día y ya se verá todo pero lo que tengo claro es que intentamos hacer todo de la mejor manera posible y creemos que es lo que debemos hacer.

Y vosotras, cómo lleváis la vuelta al cole? Un beso bonitas! 😚

Tercer trimestre

Sucedió en Valdecilla el otro día

Hola amigas!! Hoy os cuento un caso muy curioso que le ha pasado el viernes a una amiga de un familiar mío y me ha dicho que por favor lo exponga públicamente. Esto es lo que me ha contado y la verdad que he flipado en colores!! 😳😳😳

Os pongo en situación: chica embarazada de su segunda bebita y sale de cuentas a finales de Agosto, ósea ya.

La chica acude desde Castañeda a urgencias de Valdecilla con su marido porque está ya fuera de cuentas y nota bastantes dolores. Al llegar la hacen un tacto y un PT para ver cómo avanza la cosa y la dicen que todavía no está de parto, que se vaya para casa.

La chica les comenta que tiene muchos dolores y que con su primera hija le ocurrió que se le presentó el parto en poco tiempo porque dilata muy rápido, y que los dolores que siente está segura que son de parto y vive lejos como para ir y volver a casa. Según lo que me explica, el personal que la atiende le dice que ellos no pueden hacer nada porque no se ajusta al protocolo (creo recordar que para que te dejen allí tienes que estar de 3 cm dilatada) pero ella insiste en que tiene muchísimos dolores que casi no puede andar. Nada, tiene que irse para casa.

La chica sale de Valdecilla con su marido pero deciden no irse hasta Castañeda porque ella intuye que no falta mucho para el parto (quien mejor que una misma para ver lo que siente!!!) y bajan al parking para ir a dar un paseo mientras hacen tiempo….

y….ohhhhh sorpresa!! 

Estando en el parking resulta que empieza a tener muchas ganas de empujar y nota sangre! Esta de parto!!!! 😱😱

Su marido, nervioso, sube rápidamente corriendo a urgencias a pedir ayuda porque ella no puede ni montarse en el coche y tras pedir ayuda, baja y se encuentra a su mujer casi desmayada con su bebita en brazos!!! Había nacido ya!!! Gracias a Dios la nena no venia ni con vuelta de cordón ni en mala postura porque si no la que se podía haber montado…(yo cuando me lo contaron pensaba que era una película, alucine), y como dice la chica…menos mal que no se quitó ni las bragas porque no la dio tiempo y así la niña no salió disparada al suelo, porque si, esta valiente chica pario a oscuras, de pie, en un parking, agarrada con todas sus fuerzas a una columna!!!😰😰….imaginaros el panorama!!!

Menos mal que todo salió bien y quedará como una anécdota para contar a su hija cuando sea grande, pero como dice ella, no hay derecho a parir en esas condiciones cuando dices que te encuentras mal y que dilatas muy rápido (y claro estaba que en menos de media hora paso de no estar dilatada apenas a tener a su bebé en brazos).

Creo que hay casos y casos, y los protocolos están muy bien pero hay que ver la situación personal de cada persona y si en este caso, te ponen en preaviso y tienes dolores …. Igual había que escuchar al paciente….no creéis?

Pues eso os cuento, también me ha dicho que después del susto, todo genial! Y que la habitación una pasada! No todo iba a ser negativo!!

!!! BIENVENIDA GABRIELA !!! Has venido al mundo pisando fuerte! Jeje

Os ha gustado el post de hoy? Ya sabéis que podéis dejar vuestros comentarios abajo, que además me hacen mucha ilusión, jeje 

Tercer trimestre

Poca vista en el Nuevo Hospital Valdecilla

Hoy quiero hacer una pequeña protesta que ojalá llegue a quien corresponda porque creo que son detalles que se pasan por alto y no se les da la importancia que merecen.

El otro día tuve consulta de control en Prenatal en Valdecilla como todos los meses. Cuando llegamos no había ni para sentarse porque había habido un problema de agendas y se habían dado más citas de las que se deberían, así que nos dijeron que tuviéramos paciencia. Yo siempre que voy al medico ya cuento con que entrare tarde, así no me desespero, jeje, pero bueno, hay que entender que los médicos con unas personas tardan más que con otras y es difícil poder llevar el horario a rajatabla…Pero de esto no es de lo que quería hablar…

La consulta donde voy está en la torre C de Valdecilla en la primera planta. Allí están Prenatal 1 y 2, la sala donde se hacen los PT, las ecografias de seguimiento y lo más llamativo y por lo que escribo hoy es que también está todo el tema de reproducción asistida!!!

No me parece ni medio normal que este allí mezclado (bueno, separado con una mampara abierta que te ve todo el mundo) el tema de reproducción asistida y todo lo relacionado con los embarazos. No por mí ni mucho menos, pero me pongo en el otro lugar, una chica que está en tratamiento intentando quedarse embarazada, y no me haría ninguna gracia ver desfilar por delante mío a un montón de embarazadas….que cuerpo se te queda? Seguro que a algunas no les importa pero tengo conocidas en tratamiento y dicen que no se sienten bien estando allí porque tienen sentimientos encontrados, una envidia sana que viendo tantas tripitas les hace sentir peor. Además muchas parejas cuando van temen encontrarse con conocidos embarazados que no saben que ellos tienen problemillas y están en tratamiento, y se ven allí de repente teniendo que dar explicaciones. Como en todo, hay parejas que no les importa porque claro está que no tienen que esconderse ni mucho menos que no están haciendo nada malo, al contrario, pero a otras parejas no les hace gracia que se entere todo el mundo y les gusta estar tranquilos y llevarlo con discreción, por eso no entiendo que en un hospital nuevo como el que tenemos no hayan tenido en cuenta esto. No creo que cueste tanto ubicarlo en un sitio diferente o separarlo de alguna manera donde haya más intimidad.

Creo que se debería tener en cuenta además de la parte funcional, el aspecto emocional porque en los hospitales muchas veces pasan por alto esto y es algo que los pacientes valoramos mucho.

Al igual que cuento lo que no me gusta, quiero resaltar de esta planta los profesionales que trabajan allí, sobre todo un chico joven y una señora rubía que están en el mostrador de ecografias y siempre están con una sonrisa a pesar de tener algunos momentos de caos, jeje.

Por favor, comparte esta entrada a ver si conseguimos que llegue a quien tiene que llegar. Gracias 😉 

 

Primer trimestre

Mi embarazo después del aborto

A los 6 meses de tener el aborto diferido me volví a quedar embarazada…lo primero que hice nada más ver el positivo fue mirarme al espejo y reírme y llorar a la vez! Estaba tan tan contenta pero tan tan cagada…:)

Quería haber preparado alguna sorpresa a mi marido pero no me pude aguantar y fui corriendo a la cama a enseñarle el predictor, jeje. La cara de él decía lo mismo que la mía, genial !! pero hay que ser cautos. No podíamos dejar de mirar la rayita embobados.

Lo primero que nos habían dicho los médicos era que en cuanto viésemos el positivo teníamos que llamarles para empezar a pincharme la heparina. Yo ya tomaba el eutirox para el tiroides y el adiro 100, pero era importante empezar cuanto antes con la heparina para evitar alguna complicación, así que ese mismo día les llamé y me citaron.

Empecé con el Clexane 40 una vez al día. Me dijeron que era bueno pincharse siempre sobre la misma hora, así que mi ritual era: a las 9 tomaba el eutirox (media hora antes de desayunar), a las 9:30 me pinchaba en un costado de la barriga la heparina y desayunaba, y el Adiro 100 lo tomaba después de comer, así todo el embarazo y encantada de la vida 🙂

Las dosis del Clexane y del eutirox me las revisaban cada mes. Me hacían análisis y en función de los resultados me ajustaban la dosis. Esto es importante decir que te lo tiene que controlar un médico, y nunca hacer nada por nuestra cuenta.

Tengo que reconocer que disfruté cada día de mi embarazo al máximo, pero también tuve muchos miedos, a cada ecografía que nos tocaba ir, entraba casi llorando de la tensión y hasta que no nos decían que todo estaba bien no respiraba tranquila. Creo que cuando has tenido una experiencia anterior que no salió bien es inevitable no sentir miedo y preocupación. Pero por otra parte sabía que estaba haciendo todo lo que podía hacer. Ya me había mirado todo y había puesto remedio a todo lo que me habían dicho así que sólo tocaba esperar y rezar a Dios y a mi Virgenzuca del Carmen para que saliera todo bien. Y gracias a Dios todo salió bien y tenemos a nuestra nena con nosotros.

Para no extenderme en este post tenéis otro donde cuento cómo me pinchaba la heparina y mis revisiones.

Mi maternidad

El aborto involuntario (parte II)

Después de venir del hospital, yo no podía dejar de llorar y darle vueltas al asunto, ¿qué había pasado? ¿por qué había dejado de latir nuestro bebé si le habíamos escuchado pocas semanas antes?

Por aquel entonces yo estaba en el paro. Por una parte, me venía bien, porque así podía estar en casa desahogándome y tranquila, pero por otra parte, igual no me había venido mal salir a trabajar y olvidarme dentro de lo que cabe durante unas horas de todo el tema.

Además tres amigas y yo habíamos creado un grupo de Whatshap porque nos habíamos quedado embarazadas prácticamente seguidas y fue muy doloroso salirme porque no podía soportar ver sus comentarios y sus ecografías. Me sentía mal, porque yo me alegraba mucho por ellas y no les deseaba nada malo, pero pensaba, y ¿por qué nos ha pasado a nosotros? También mi cuñada estaba embarazada, así que inevitablemente el tema estaba todo el rato en la cabeza y cada vez que me enseñaban algo (ecos, ropita, etc) no podía evitar sentirme triste por dentro y tener envidia sana, ¿normal no?

Lo que más me costó es tener que dar explicaciones a la gente. Como cuando fuimos en la semana 8 nos dijeron que todo estaba bien y latía, pues ese mismo día decidimos empezar a contárselo a la familia y los amigos más íntimos, y ya se sabe que estos temas corren como la pólvora. Después del aborto, mucha gente que no sabía nada, nos seguían preguntando y claro, se me caían las lágrimas y me ponía fatal.

Todo el mundo nos decía las típicas frases ODIOSAS de: “bueno mujer tranquila eres joven”, “la naturaleza es sabia”, “eso es que venía mal y se paró” “todavía no era nada que estabas de poco”…¿cómo que no era nada? para ti no sería nada!!! para nosotros era nuestro futuro hijo y duele mucho!!! POR FAVOR, no digáis nunca a una pareja que acaba de perder un hijo, y sobre todo, a la mami, que lo ha sentido suyo dentro desde que vio el predictor, ninguna frase tipo a las que acabo de deciros. Es mejor callarse, un lo siento y un abrazo. Eso te reconforta, lo otro te enfada.

A raíz de todo esto, nos enteramos de muchas parejas conocidas y amigos de amigos que también les había pasado. La verdad que oír que a otras parejas les había pasado y después habían tenido niños es lo que más me aliviaba. También buscaba blogs  de chicas que las hubiera pasado para poder de cierta manera compartir sentimientos, pero la verdad que no encontré ninguno, por eso me prometí a mi misma que si algún día tenía por fin a mi bebé, crearía un blog para que otras futuras mamis que estuvieran pasando o hubiesen pasado por una experiencia similar, pudiese sentirse aliviadas al leerme, y aquí estoy, a vuestra disposición para que os desahoguéis si queréis conmigo y que veáis que aunque duele muchísimo y os sintáis las más desgraciadas del mundo (así me sentía yo) con el tiempo las cosas cambian, y gracias a Dios hoy tengo una nena preciosa que es la alegría de mi vida.

También os digo que hay muchas formas de tomarse las cosas. En mi caso, soy muy sentimental y lo pasé fatal (mi marido también y nuestras familias al vernos así), pero he conocido a personas que han tenido abortos y no le han dado más vueltas, pasó y pasó. Es más, mucha gente parece que es un tema tabú y no lo dice (es respetable). Por una parte les envidio porque así lo llevas mejor, pero para mí fue todo un duelo el pasar página y a día de hoy, aunque estoy feliz de la vida con mi niña, cuando me viene el recuerdo a la cabeza, todavía se me humedecen los ojos.

Soy de las personas que creen que todo pasa por algo, y hay que sacar un lado positivo de las cosas malas. En mi caso, el aborto sirvió para que me diera cuenta, después de muchas consultas y análisis, de que tengo un hipotiroidismo y un posible SAF, que seguramente fueron la causa de la pérdida. Pero gracias a ello, pude verlo y poner remedio, y a día de hoy, tengo una bebé preciosa, que cuando sea grande le contaré que tenemos una estrellita en el cielo que hizo que gracias a Dios ella se convirtiera en realidad. Gracias estrellita.

Mi maternidad

El aborto involuntario (parte I)

Hoy quiero abordar en este post el peor día de mi vida. Es algo que me duele recordar, pero tengo que hacerlo para que aquellas parejas que os encontréis en la misma situación que nosotros en su día, podáis llevarlo un poquito mejor y transmitiros mis sensaciones y lo que odiaba oír en esos momentos.

Estaba entonces embarazada de 13 semanas y nos tocaba la primera ecografía por la Seguridad Social en la Residencia Cantabria. Mi marido y yo habíamos ido primero por la privado, en la semana 8, para ver que todo fuera bien, y nos dijeron que estaba todo perfecto e incluso escuchamos el corazoncito de nuestro bebé.

Pues bien, nada más entrar en la sala y tumbarme en la camilla, me empieza a mirar una doctora y nos dice que hasta que no acabe de verlo todo no nos dirá nada (un poco borde la verdad). A medida que me miraba y le veía la cara, me empecé a inquietar y no sé por qué pero no me olía bien. Entonces recuerdo que dejó de mirar la pantalla, se giró, nos miró y nos dijo “lo siento, pero estas cosas a veces pasan, el corazón ha dejado de latir”. Mi marido y yo nos miramos atónitos y de repente sentí una punzada dentro de mí y rompí a llorar. ¿Cómo era posible si le habíamos escuchado latir? ¿Por qué a nosotros? La cara de mi marido se puso blanca y la doctora le mandó sentarse. Nunca le había visto así, intentaba hacerse el fuerte pero no pudo y también se le saltaron las lágrimas.

Nos dejaron solos en la sala un rato y al volver nos explicó que había sido un aborto diferido a las 11 semanas, que lamentablemente pasa más de lo que nos pensamos (no recuerdo el porcentaje pero era mucho más alto de lo que me pensaba) y que tenía que ingresar por la tarde para expulsar el feto. Yo no daba crédito a lo que escuchaba, de repente pasé de levantarme de la cama todo ilusionada para ver y escuchar a mi bebé, a no querer haberme levantado de la cama nunca….Con las mismas, nos dieron el informe y nos fuimos.

Por la tarde noche ingresé por urgencias. Me pusieron unas pastillas vaginales para que yo misma fuera expulsando todo. La sensación era angustiable, me sentía tan vacía y tan mal que no sé describirlo con palabras. Es como si estuvieras viviendo una pesadilla, yo no quería expulsar nada, yo quería despertarme y oír latir fuerte el corazón de mi bebé.

Estuve dos días ingresada y para casa. Físicamente me sentía débil y con bastantes dolores. Pasaban los días y no paraba de sangrar, con lo que fuimos otra vez a urgencias y me dijeron que tenía que volver a ingresar, oh horror!! me quedaban restos y me tenían que hacer un legrado. Aparte de lo mal que estaba físicamente, mi cabeza no paraba de dar vueltas y no podía dejar de llorar, ¿por qué a nosotros?

Desde mi punto de vista, creo que hace falta que a las mujeres (y también a la pareja como tal, porque mi marido también lo pasó mal) que pasan en esos momentos por una situación psicológica tan dura  les proporcionen también ayuda moral, porque al final físicamente te recuperas rápido pero psicológicamente estás tocada, y a mí por lo menos, en ningún momento me preguntaron que tal me encontraba, si no que se limitaron a quitarme los “restos” como ellos decían, pero no se daban cuenta que para mí y mi marido, eso no eran restos sino que era nuestro hijo.