Navegación por Etiqueta

aborto diferido

Mi maternidad

Las comparaciones son odiosas

Ya sabéis que siempre os cuento las cosas como las siento, y hoy quiero hablaros de uno de los temas que más odio de la maternidad… las comparaciones!!!

No sé por qué todo el mundo se empeña en comparar a los niños! tanto para bien como para mal…ya sea con su hermano, su primo, el hijo de la amiga, el niño del parque…qué horror!!! cada niño es como es, de su padre y de su madre…buenos estaríamos si fuéramos todos iguales, menudo aburrimiento!!

A menudo me encuentro con situaciones que me molestan en este aspecto, que si Pepito duerme toda la noche del tirón, que si mi niño pesa tanto, que si el mío mide más, que fulanita no llora nunca, que si tu niño está más grande que el mío…y???? qué mas da!!! cada niño gracias a Dios es diferente, y unos destacarán en unas cosas y otros en otras y ya está. No hay que darles más vueltas ni mucho menos compararles como si fueran perritos, a ver cuál es mejor…porque todos son mejores, porque todos tienen cosas buenas y cosas menos buenas, porque al final tarde o temprano todos hacen lo mismo, sólo que a cada uno le lleva su tiempo y va a su ritmo.

No es bueno para el niño estar comparándole continuamente, ni que indirectamente oiga que su hermano es más bueno porque duerme más, o si su primo a su edad ya hacía ésto y lo otro, o que la niña del parque siendo más pequeña está más alta, etc etc…ésto sólo le hará sentirse inferior y estar siempre preocupado por lo que piensen los demás. Tampoco es bueno al revés, sentirse comparado con otro en positivo, es decir, si tienes dos hijos y uno es muy buen estudiante, tampoco le gustará que le digas a su hermano…mira cómo estudia tu hermano, aprende de él…pues se sentirá presionado y ésto provocará rivalidad y distanciamiento entre ambos.

Creo que es bueno pararse a pensar y ponerse en el lugar del niño cada vez que oye una comparación…seguramente en vez de intentar mejorar y parecerse a la persona con la que le comparan, se revelará e intentará ser todo lo contrario simplemente para diferenciarse…no creéis? Bueno como siempre es mi opinión y no tiene por qué ser la correcta 😉 Espero que la gente que lea esto recapacite y piense en este artículo antes de ponerse a comparar.

El embarazo

Mierda de conciliación laboral y familiar

Permitirme que me desahogue por aquí pero estoy indignada y necesito contarlo, eso es, la palabra que puede definir como me siento es !!!indignación!!!

Como sabéis las que me seguís, estoy felizmente embarazada de 34 semanas, y desde la semana 22 estaba de baja en mi empresa porque esa es la fecha que se estipula en el convenio para el puesto que estaba desempeñando, cajera en un almacén de construcción y reforma. 

Pues bien, llevaba trabajando desde la apertura en dicho almacén y este mes se me acababa el contrato. Exactamente se cumplía 1 año desde que empecé, y las opciones eran: no renovación o bien contrato indefinido. Seguro que todas os imagináis la opción elegida por la empresa verdad? Pues sí, no renovación… La verdad que iba muy tranquila porque tristemente ya lo daba por echo, sabía perfectamente que no me iban a renovar. Pero lo más triste es que sabía que no me iban a renovar no por haber hecho mal mi trabajo ni llevarme mal con mis compañeras ni mucho menos (esto la empresa siempre me había dicho hasta que me fui de baja que estaban muy contentos con mi trabajo y con mis valores humanos) sino por el echo de estar embarazada. Sí, así es, estar embarazada, aunque no lo quieran reconocer (claro está, se les caería el pelo) es un problema para las empresas. Las razones que me dieron para no renovarme es que sólo podían hacer indefinida a una persona en el departamento y éramos dos, y habían podido ver mejor la evolución de la otra compañera que la mía al llevar unos meses de baja (yo no le quito mérito para nada a mi compañera que se merece tanto como yo el puesto, pero que no me cuenten milongas de evoluciones que tengo 31 años y no me chupo el dedo…). 

Acepté su decisión pero les dije lo que pensaba al respecto todo muy educadamente, pues sé que no sirve para nada enfadarse o perder las formas. Lo que me parece triste es que bastante gente me dijera…a ver qué esperabas? te quedas embarazada sin estar indefinida? haber esperado que fijo que te hacían indefinida! Por desgracia, así es como piensa la mayoría en España y así vamos. Tienes que condicionar tu vida familiar al trabajo, para que luego esperes y te den la patada cuando ya no les sirves, porque al final somos números y les das igual tú. Además si estuviera bien legislado todo el tema de la conciliación laboral y familiar, nadie tendría que “esperar” a tener hijos sino que se tendrían cuando cada uno quisiera, porque conozco gente que tanto esperar a tener buena situación laboral al final se les ha pasado el arroz como dicen las abuelas y no han podido tener familia o han tenido muchos problemas… Gracias a Dios tengo muy claro cuales son mis prioridades, y mi familia es lo primero de todo.

El problema que veo es que en vez de ir a mejor vamos a peor. Hace 3 años perdí mi trabajo como jefa de sección en una gran superficie de electrodomésticos e informática que presumen de ser muy listos, a raíz de decir que me casaba…así es, en cuanto dije que me casaba me metieron al despacho y me preguntaron que cuales eran mis pretensiones familiares, que si quería tener hijos y esas “cosas”. Siempre he ido de cara y por supuesto les dije que en un futuro claro que me gustaría formar mi propia familia y la respuesta de mi gerente entonces fue…“joer, que manía os da a las mujeres con querer tener hijos en cuanto os casáis!!…Os juro que en ese momento se me quedó una cara de póker que no supe ni contestar…me dieron ganas de haber tenido el móvil a mano para grabarlo porque me parecía increíble hasta qué punto se podían meter en tu vida personal !!! Lo único que le dije fue que el echo de tener un hijo no tenía por qué repercutir en mi eficiencia laboral y que si todas las empresas pensaran lo mismo o no habría niños en el mundo o ninguna madre tendría trabajo por el echo de ser madre…Pues bien, desde ese momento me empezaron a hacer el vacío y a meterme presión para ver si me cansaba y me iba, pero como aguanté porque tenía un equipo de trabajo magnífico y me apoyaba, se cansaron ellos antes y me despidieron por motivos de “reestructuración de la tienda debido a la crisis económica”. Lo más curioso es que de todas las jefas que estábamos entonces sólo queda una que por lo que tengo entendido no le va el tema de los niños…casualidad o no?

Es lamentable que tengamos que vivir situaciones laborales tan penosas como estas por querer formar una familia. Mis amigas que son madres por desgracia también han pasado por ello…a una de ellas le denegaron reducir su jornada, estando en todo su derecho, porque su jefa sabe que no puede permitirse quedarse sin trabajo y no la va a denunciar (he de decir que me he encontrado muchos casos en que son las propias mujeres jefas las que ponen mayor impedimento que los hombres….triste pero cierto, ninguno debería poner trabas pero encima que una mujer con hijos sea la que más obstáculos pone deja mucho que desear)  y  otra amiga que trabajaba también en una gran superficie de moda pidió poder salir antes por las tardes para poder bañar a su hijo y darle el bibe y le dijeron que era imposible que como muy pronto a las 8:30 de la tarde (viviendo a media hora del trabajo, ósea que mientras pitos y flautas llegaba a ver al niño a las 9:15, casi dormido) así que tuvo que pedirse una excedencia para cuidar de su bebé. Y así muchos casos que me cuentan conocidas.

Yo desde pequeña soñé con tener un buen trabajo y me preparé para ello. Siempre fui la típica empollona que sacaba todo sobresalientes, bachiller con matrícula de honor. Soy Licenciada en Administración y Dirección de Empresas, tengo un Master MBA Executive, un curso de experta contable, fiscal y laboral, todo pagado de mi bolsillo y del de mis padres, y desde que acabe la carrera nunca me falto trabajo (aunque por desgracia siempre de menos categoría que mis estudios) hasta que decidí casarme y formar una familia.

A pesar de todo, como os he dicho, tengo claras mis prioridades y mi familia está por encima de todo. No me arrepiento de nada, y siempre pondré por delante mi vida personal a la laboral, porque si de algo estoy orgullosa es de estar formando mi propia familia, mis tesoros 😍. Ahora bien, lo que me parece lamentable es que las parejas y sobre todo las mujeres, tengamos que elegir siempre entre trabajo y familia en vez de facilitarnos las cosas y poder compatibilizarlo y trabajar en unas condiciones que podamos ejercer el trabajo para el que nos hemos preparado con el cuidado de nuestros hijos.

Mis padres siempre me dicen que algún día me servirán mis estudios pero si sigue España así yo no lo veo nada claro. A estas alturas me conformo con tener un trabajo (muy por debajo de mis estudios pero un trabajo digno al fin y al cabo) que me permita salir a tiempo para disfrutar de mis hijos y verles crecer y jugar con ellos. Gracias a Dios, toco madera, mi marido tiene un buen trabajo para como están las cosas y podría permitirme trabajar media jornada, pero… y aquellas mujeres que tienen que estar todo el día trabajando y no pueden permitirse reducir su jornada? No ven a sus hijos! Y todo porque las empresas y el Gobierno, que por cierto hablan todos muy bien de la conciliación laboral y familiar,  no facilitan las cosas si no al contrario, cada vez estamos los trabajadores más puteados en todos los sentidos.

Siento por una parte decepción conmigo misma por haber estudiado tanto y haberme sacrificado muchísimo para al final no tener un trabajo acorde a lo que esperaba que tendría cuando era pequeña. Siento en cierto modo, aunque ellos para nada lo piensan, haber decepcionado a mis padres por no tener un buen puesto de trabajo, pero siempre me apoyan y saben cómo están las cosas. Además se que están muy orgullosos de mí por la nieta que les he dado y el nieto que viene en camino que si Dios quiere todavía les hará más felices si se puede 😚.

Espero no haberos aburrido pero necesitaba desahogarme y ojalá las empresas y el Gobierno empiecen a hacer algo para cambiar las cosas aunque creo que los primeros que tenemos que plantarnos y hablar en voz alta sin miedo somos los trabajadores, porque seguro que muchos de los que leeréis este post os ha pasado algo similar o conocéis a alguna persona que esté pasando por ello.

Quiero dar las gracias a mi marido porque siempre me dice que no me preocupe por el trabajo ahora, que lo primero son nuestros tesoros y cuidarlos a ellos, y ya cuando sean un poco más independientes ya encontraré algo. Eso me da mucha tranquilidad y sé que está orgulloso de mí porque siempre lo primero en lo que pienso es en él y nuestros hijos. Y a mis padres que siempre me suben el animo cuando me da el bajón, gracias, os quiero.

Y ahora contarme, qué opináis? Os ha pasado algo similar o a algún conocido? Un beso a todas, nos vemos!!

Tercer trimestre

Sucedió en Valdecilla el otro día

Hola amigas!! Hoy os cuento un caso muy curioso que le ha pasado el viernes a una amiga de un familiar mío y me ha dicho que por favor lo exponga públicamente. Esto es lo que me ha contado y la verdad que he flipado en colores!! 😳😳😳

Os pongo en situación: chica embarazada de su segunda bebita y sale de cuentas a finales de Agosto, ósea ya.

La chica acude desde Castañeda a urgencias de Valdecilla con su marido porque está ya fuera de cuentas y nota bastantes dolores. Al llegar la hacen un tacto y un PT para ver cómo avanza la cosa y la dicen que todavía no está de parto, que se vaya para casa.

La chica les comenta que tiene muchos dolores y que con su primera hija le ocurrió que se le presentó el parto en poco tiempo porque dilata muy rápido, y que los dolores que siente está segura que son de parto y vive lejos como para ir y volver a casa. Según lo que me explica, el personal que la atiende le dice que ellos no pueden hacer nada porque no se ajusta al protocolo (creo recordar que para que te dejen allí tienes que estar de 3 cm dilatada) pero ella insiste en que tiene muchísimos dolores que casi no puede andar. Nada, tiene que irse para casa.

La chica sale de Valdecilla con su marido pero deciden no irse hasta Castañeda porque ella intuye que no falta mucho para el parto (quien mejor que una misma para ver lo que siente!!!) y bajan al parking para ir a dar un paseo mientras hacen tiempo….

y….ohhhhh sorpresa!! 

Estando en el parking resulta que empieza a tener muchas ganas de empujar y nota sangre! Esta de parto!!!! 😱😱

Su marido, nervioso, sube rápidamente corriendo a urgencias a pedir ayuda porque ella no puede ni montarse en el coche y tras pedir ayuda, baja y se encuentra a su mujer casi desmayada con su bebita en brazos!!! Había nacido ya!!! Gracias a Dios la nena no venia ni con vuelta de cordón ni en mala postura porque si no la que se podía haber montado…(yo cuando me lo contaron pensaba que era una película, alucine), y como dice la chica…menos mal que no se quitó ni las bragas porque no la dio tiempo y así la niña no salió disparada al suelo, porque si, esta valiente chica pario a oscuras, de pie, en un parking, agarrada con todas sus fuerzas a una columna!!!😰😰….imaginaros el panorama!!!

Menos mal que todo salió bien y quedará como una anécdota para contar a su hija cuando sea grande, pero como dice ella, no hay derecho a parir en esas condiciones cuando dices que te encuentras mal y que dilatas muy rápido (y claro estaba que en menos de media hora paso de no estar dilatada apenas a tener a su bebé en brazos).

Creo que hay casos y casos, y los protocolos están muy bien pero hay que ver la situación personal de cada persona y si en este caso, te ponen en preaviso y tienes dolores …. Igual había que escuchar al paciente….no creéis?

Pues eso os cuento, también me ha dicho que después del susto, todo genial! Y que la habitación una pasada! No todo iba a ser negativo!!

!!! BIENVENIDA GABRIELA !!! Has venido al mundo pisando fuerte! Jeje

Os ha gustado el post de hoy? Ya sabéis que podéis dejar vuestros comentarios abajo, que además me hacen mucha ilusión, jeje 

Tercer trimestre

Poca vista en el Nuevo Hospital Valdecilla

Hoy quiero hacer una pequeña protesta que ojalá llegue a quien corresponda porque creo que son detalles que se pasan por alto y no se les da la importancia que merecen.

El otro día tuve consulta de control en Prenatal en Valdecilla como todos los meses. Cuando llegamos no había ni para sentarse porque había habido un problema de agendas y se habían dado más citas de las que se deberían, así que nos dijeron que tuviéramos paciencia. Yo siempre que voy al medico ya cuento con que entrare tarde, así no me desespero, jeje, pero bueno, hay que entender que los médicos con unas personas tardan más que con otras y es difícil poder llevar el horario a rajatabla…Pero de esto no es de lo que quería hablar…

La consulta donde voy está en la torre C de Valdecilla en la primera planta. Allí están Prenatal 1 y 2, la sala donde se hacen los PT, las ecografias de seguimiento y lo más llamativo y por lo que escribo hoy es que también está todo el tema de reproducción asistida!!!

No me parece ni medio normal que este allí mezclado (bueno, separado con una mampara abierta que te ve todo el mundo) el tema de reproducción asistida y todo lo relacionado con los embarazos. No por mí ni mucho menos, pero me pongo en el otro lugar, una chica que está en tratamiento intentando quedarse embarazada, y no me haría ninguna gracia ver desfilar por delante mío a un montón de embarazadas….que cuerpo se te queda? Seguro que a algunas no les importa pero tengo conocidas en tratamiento y dicen que no se sienten bien estando allí porque tienen sentimientos encontrados, una envidia sana que viendo tantas tripitas les hace sentir peor. Además muchas parejas cuando van temen encontrarse con conocidos embarazados que no saben que ellos tienen problemillas y están en tratamiento, y se ven allí de repente teniendo que dar explicaciones. Como en todo, hay parejas que no les importa porque claro está que no tienen que esconderse ni mucho menos que no están haciendo nada malo, al contrario, pero a otras parejas no les hace gracia que se entere todo el mundo y les gusta estar tranquilos y llevarlo con discreción, por eso no entiendo que en un hospital nuevo como el que tenemos no hayan tenido en cuenta esto. No creo que cueste tanto ubicarlo en un sitio diferente o separarlo de alguna manera donde haya más intimidad.

Creo que se debería tener en cuenta además de la parte funcional, el aspecto emocional porque en los hospitales muchas veces pasan por alto esto y es algo que los pacientes valoramos mucho.

Al igual que cuento lo que no me gusta, quiero resaltar de esta planta los profesionales que trabajan allí, sobre todo un chico joven y una señora rubía que están en el mostrador de ecografias y siempre están con una sonrisa a pesar de tener algunos momentos de caos, jeje.

Por favor, comparte esta entrada a ver si conseguimos que llegue a quien tiene que llegar. Gracias 😉 

 

Mi bebé

¿Qué tal duerme tu bebe?

El otro día estaba leyendo una revista del corazón y daba la casualidad que salían bastantes mamas que acababan de tener a sus retoños y lo que más me llamó la atención es que todas decían que sus bebés eras buenísimos, “comer y dormir”, y le dije a mi marido…”Joe, que pasa que todos los bebés de los demás son comer y dormir? O les da vergüenza reconocer que sus pequeñines comen o duermen mal?Porque nuestra nena comer come muy bien pero lo que es dormir digamos que no es su fuerte, de hecho, casi duerme peor ahora que cuando tenía 6 y 7 meses…

Cuando nació pasamos casi 4 meses con gases y cólicos en los que la pobre no pegaba ojo y claro está, nosotros tampoco. Con ese tiempo la pasamos con su cuna a su habitación y tuvo una racha que dormía bastante bien, de 10 de la noche a 7 más o menos, pero no duró mucho. Luego se despertaba de repente llorando a todo lo que daba cada poco, y a eso de las 5 le dábamos un bibe y se tranquilizaba y dormía hasta las 8 o así. Hasta que fuimos al pediatra y nos dijo que por nuestro bien, no le diéramos el bibe y la dejáramos llorar porque si no se acostumbraba al bibe y saldría siempre a esa hora. Se le fuimos quitando y probamos a dejarla llorar pero era imposible, se ponía fatal y yo viéndola a la pobre así, entonces la cogia y la metía un rato al lado mío en la cama hasta que se dormía y la volvíamos a echar en la cuna….a los 8 meses le salió el primer diente y lo mismo, se despertaba cada poco llorando y vuelta a la misma rutina, un poco de cama con mama y a su cuna, y ahora estamos en la fase que depende el día toca la flauta o no, hay noches que tenemos suerte y duerme del tirón de 11 de la noche a 8 y pico, y otras que nos levantamos mil veces a darle el chupete porque se le cae y se mosquea…

El caso es que nunca ha dormido del todo bien, quitando como os digo días sueltos que yo creo que está tan cansada que nos da un poco de tregua…pero vamos que papi y servidora llevamos 13 meses sin dormir  del tirón, porque el día que lo hace tenemos el cuerpo tan  alerta ya que nos despertamos sin querer y miramos la cámara a ver si la pasa algo, jejeje.

Ademas la nena por el día tampoco es de dormir, el día que echa una siesta por la mañana ya no echa la de la tarde, y si la echa por la tarde es porque por la mañana no lo ha hecho y como muchísimo duerme una hora y media o dos.

He de confesaros que a pesar de llevar muchos meses sin dormir del tirón lo llevamos más o menos bien, el cuerpo se hace a todo, aunque mi marido se lleva la peor parte porque trabaja a turnos y el pobre no descansa todo lo que debería…procuramos echar siestas por el día y se queda un rato con mi mami entretenida.

Lo que peor llevamos, sobre todo yo, es cuando los padres y otros familiares de niños que tienen la suerte de dormir muy bien te repiten sin preguntar lo bien que duerme su niño….“hoy mi niño ha dormido 12 horas”, “”ay, al mío le tengo que despertar porque si no….”, “la mía ha dormido de 10 de la noche a 12 de la mañana”, etc…   Me alegro por ellos la verdad porque suerte que tienen que descansan, pero deberían ser un poco empaticos, que el no dormir pone de muy mala leche leñe, jeje.

Y si hay algo que me jode de verdad, y perdonar la expresión, es cuando algunas personas nos dicen lo mal que hacemos por meter a la nena en la cama cuando se pone a llorar por la noche desconsolada….¿perdona??? 😡 Es muy fácil hablar cuando tu niño duerme del tirón, pero en nuestro caso la metemos en la cama por varias razones:

  1. Porque es nuestra hija y hacemos lo que nos parece que está mejor. Si la niña se pone roja de llorar no la voy a dejar sola en su cuna indefensa, mi vena de madre como yo digo, me dice que la coga de la cuna y la abrace fuerte conmigo.
  2. Porque que yo sepa no es ningún delito que la niña como bebita que es, busque consuelo en sus padres y con el simple echo de ponerla al lado nuestro en la cama se calme y se duerma.
  3. Porque si la dejamos en la cuna no para de llorar y se pone nerviosa, incluso se araña, y no pienso consentirlo si puedo.
  4. Porque a ver qué haces a las 4 de la mañana en pie si no puedes meterla en la cama….nos vamos de fiesta los tres?
  5. Porque cuando sea grande ya no querrá que la mimemos como ahora y nos arrepentiríamos de no haberla metido en la camina con nosotros. Dormir un rato abrazada a ella es lo mejor del mundo 😍. Eso sí, cuando está bien dormida la llevamos a la cuna porque si no la damos mucho calor y además no parare dar vueltas y patadas, y ahora con mi barriga me da miedo que me de un golpe sin querer, jejeje.
  6. Porque queremos y punto, jaja. Nadie tiene por qué meterse y mucho menos decirte que eres mala madre o padre por meter a tu hijo en la cama, faltaría más!!!

Pues en resumen, llevamos meses sin dormir del tirón, pero estamos tan felices con nuestra nena que no nos importa…como decía mi abuelo, ya dormiremos bastante en el otro barrio, jajaja. Ademas siempre le digo a mi marido que viendo por desgracia todo lo que hay por ahí, el que no duerma es el menor de los males, una mera anécdota para contarla cuando sea grande, no creéis? Ojalá todos los problemas fueran ese….

Hasta el próximo post amigas, un abrazo fuerte! 😚

Mi maternidad

El aborto involuntario (parte II)

Después de venir del hospital, yo no podía dejar de llorar y darle vueltas al asunto, ¿qué había pasado? ¿por qué había dejado de latir nuestro bebé si le habíamos escuchado pocas semanas antes?

Por aquel entonces yo estaba en el paro. Por una parte, me venía bien, porque así podía estar en casa desahogándome y tranquila, pero por otra parte, igual no me había venido mal salir a trabajar y olvidarme dentro de lo que cabe durante unas horas de todo el tema.

Además tres amigas y yo habíamos creado un grupo de Whatshap porque nos habíamos quedado embarazadas prácticamente seguidas y fue muy doloroso salirme porque no podía soportar ver sus comentarios y sus ecografías. Me sentía mal, porque yo me alegraba mucho por ellas y no les deseaba nada malo, pero pensaba, y ¿por qué nos ha pasado a nosotros? También mi cuñada estaba embarazada, así que inevitablemente el tema estaba todo el rato en la cabeza y cada vez que me enseñaban algo (ecos, ropita, etc) no podía evitar sentirme triste por dentro y tener envidia sana, ¿normal no?

Lo que más me costó es tener que dar explicaciones a la gente. Como cuando fuimos en la semana 8 nos dijeron que todo estaba bien y latía, pues ese mismo día decidimos empezar a contárselo a la familia y los amigos más íntimos, y ya se sabe que estos temas corren como la pólvora. Después del aborto, mucha gente que no sabía nada, nos seguían preguntando y claro, se me caían las lágrimas y me ponía fatal.

Todo el mundo nos decía las típicas frases ODIOSAS de: “bueno mujer tranquila eres joven”, “la naturaleza es sabia”, “eso es que venía mal y se paró” “todavía no era nada que estabas de poco”…¿cómo que no era nada? para ti no sería nada!!! para nosotros era nuestro futuro hijo y duele mucho!!! POR FAVOR, no digáis nunca a una pareja que acaba de perder un hijo, y sobre todo, a la mami, que lo ha sentido suyo dentro desde que vio el predictor, ninguna frase tipo a las que acabo de deciros. Es mejor callarse, un lo siento y un abrazo. Eso te reconforta, lo otro te enfada.

A raíz de todo esto, nos enteramos de muchas parejas conocidas y amigos de amigos que también les había pasado. La verdad que oír que a otras parejas les había pasado y después habían tenido niños es lo que más me aliviaba. También buscaba blogs  de chicas que las hubiera pasado para poder de cierta manera compartir sentimientos, pero la verdad que no encontré ninguno, por eso me prometí a mi misma que si algún día tenía por fin a mi bebé, crearía un blog para que otras futuras mamis que estuvieran pasando o hubiesen pasado por una experiencia similar, pudiese sentirse aliviadas al leerme, y aquí estoy, a vuestra disposición para que os desahoguéis si queréis conmigo y que veáis que aunque duele muchísimo y os sintáis las más desgraciadas del mundo (así me sentía yo) con el tiempo las cosas cambian, y gracias a Dios hoy tengo una nena preciosa que es la alegría de mi vida.

También os digo que hay muchas formas de tomarse las cosas. En mi caso, soy muy sentimental y lo pasé fatal (mi marido también y nuestras familias al vernos así), pero he conocido a personas que han tenido abortos y no le han dado más vueltas, pasó y pasó. Es más, mucha gente parece que es un tema tabú y no lo dice (es respetable). Por una parte les envidio porque así lo llevas mejor, pero para mí fue todo un duelo el pasar página y a día de hoy, aunque estoy feliz de la vida con mi niña, cuando me viene el recuerdo a la cabeza, todavía se me humedecen los ojos.

Soy de las personas que creen que todo pasa por algo, y hay que sacar un lado positivo de las cosas malas. En mi caso, el aborto sirvió para que me diera cuenta, después de muchas consultas y análisis, de que tengo un hipotiroidismo y un posible SAF, que seguramente fueron la causa de la pérdida. Pero gracias a ello, pude verlo y poner remedio, y a día de hoy, tengo una bebé preciosa, que cuando sea grande le contaré que tenemos una estrellita en el cielo que hizo que gracias a Dios ella se convirtiera en realidad. Gracias estrellita.

Mi maternidad

El aborto involuntario (parte I)

Hoy quiero abordar en este post el peor día de mi vida. Es algo que me duele recordar, pero tengo que hacerlo para que aquellas parejas que os encontréis en la misma situación que nosotros en su día, podáis llevarlo un poquito mejor y transmitiros mis sensaciones y lo que odiaba oír en esos momentos.

Estaba entonces embarazada de 13 semanas y nos tocaba la primera ecografía por la Seguridad Social en la Residencia Cantabria. Mi marido y yo habíamos ido primero por la privado, en la semana 8, para ver que todo fuera bien, y nos dijeron que estaba todo perfecto e incluso escuchamos el corazoncito de nuestro bebé.

Pues bien, nada más entrar en la sala y tumbarme en la camilla, me empieza a mirar una doctora y nos dice que hasta que no acabe de verlo todo no nos dirá nada (un poco borde la verdad). A medida que me miraba y le veía la cara, me empecé a inquietar y no sé por qué pero no me olía bien. Entonces recuerdo que dejó de mirar la pantalla, se giró, nos miró y nos dijo “lo siento, pero estas cosas a veces pasan, el corazón ha dejado de latir”. Mi marido y yo nos miramos atónitos y de repente sentí una punzada dentro de mí y rompí a llorar. ¿Cómo era posible si le habíamos escuchado latir? ¿Por qué a nosotros? La cara de mi marido se puso blanca y la doctora le mandó sentarse. Nunca le había visto así, intentaba hacerse el fuerte pero no pudo y también se le saltaron las lágrimas.

Nos dejaron solos en la sala un rato y al volver nos explicó que había sido un aborto diferido a las 11 semanas, que lamentablemente pasa más de lo que nos pensamos (no recuerdo el porcentaje pero era mucho más alto de lo que me pensaba) y que tenía que ingresar por la tarde para expulsar el feto. Yo no daba crédito a lo que escuchaba, de repente pasé de levantarme de la cama todo ilusionada para ver y escuchar a mi bebé, a no querer haberme levantado de la cama nunca….Con las mismas, nos dieron el informe y nos fuimos.

Por la tarde noche ingresé por urgencias. Me pusieron unas pastillas vaginales para que yo misma fuera expulsando todo. La sensación era angustiable, me sentía tan vacía y tan mal que no sé describirlo con palabras. Es como si estuvieras viviendo una pesadilla, yo no quería expulsar nada, yo quería despertarme y oír latir fuerte el corazón de mi bebé.

Estuve dos días ingresada y para casa. Físicamente me sentía débil y con bastantes dolores. Pasaban los días y no paraba de sangrar, con lo que fuimos otra vez a urgencias y me dijeron que tenía que volver a ingresar, oh horror!! me quedaban restos y me tenían que hacer un legrado. Aparte de lo mal que estaba físicamente, mi cabeza no paraba de dar vueltas y no podía dejar de llorar, ¿por qué a nosotros?

Desde mi punto de vista, creo que hace falta que a las mujeres (y también a la pareja como tal, porque mi marido también lo pasó mal) que pasan en esos momentos por una situación psicológica tan dura  les proporcionen también ayuda moral, porque al final físicamente te recuperas rápido pero psicológicamente estás tocada, y a mí por lo menos, en ningún momento me preguntaron que tal me encontraba, si no que se limitaron a quitarme los “restos” como ellos decían, pero no se daban cuenta que para mí y mi marido, eso no eran restos sino que era nuestro hijo.

A por el bebé

¿Qué cuánto hemos tardado?

Otra de las preguntas que a día de hoy me siguen haciendo y me molesta es…”¿cuánto tardaste en quedarte embarazada?”. Pues mira, gracias a Dios la verdad es que no tardé mucho. La primera vez unos 4 meses (dado mis ciclos menstruales todo un milagro!) y la segunda vez, a los 6 meses de tener el aborto diferido (también muchísimo más rápido de lo esperado y aún sigo dando las gracias a Dios y a mi Virgenzuca del Carmen por ello…). Pero esto no tiene nada que ver, quizá la próxima vez que me ponga a ello resulta que tardo mucho más, incluso años (ojalá Dios quiera que no, pero nunca se sabe).

El caso no es cuánto se tarda, sino al final lograrlo. Esto no se trata de una carrera con tus amigos a ver quien lo tiene antes sino de lograr tu objetivo, que en este caso es tener a tu bebé. Yo cuando veo a mi bebé o al de otra persona, no digo…”¿cuánto tardaste en tenerle?” sino que digo…”ay, que niño/a más lindo, son un milagro de la naturaleza!”. Porque al final es eso, un milagro de la vida, y para mí mi sueño. Y ya se sabe que los sueños no siempre se cumplen a la primera 😉

Hay una frase relacionado con esto que me encanta: SI PUEDES SOÑARLO PUEDES HACERLO.

Lo que más rabia me da, es que hay gente que alardea de que ellos se quedaron embarazados a la primera sin nadie preguntarles y no se dan cuenta, de que aparte que a nadie le importa la verdad, pueden hacer daño a otros que lo están intentando y no llega todavía.

Claro que habrá gente que se quede a la primera (me alegro por ellos de verdad porque no saben los bajones que se han ahorrado)  pero no tienes por qué publicarlo y hay que ser un poco más tolerante con los demás, porque eso es lo que a mí me parece, una falta de respeto hacia otras parejas.

A todos aquellos que estáis buscando, aunque sé que es inevitable, paciencia. La media de tiempo está entre 8 meses y un año, osea que no es tan fácil y tan rápido, y lo importante recordad, no es el tiempo sino el resultado final, vuestro sueño, vuestro bebé 🙂

Seguro que a todas las que habéis estado embarazadas os han hecho en alguna ocasión esta pregunta y no sé si os molestará como a mí, ¿qué me decís?

A por el bebé, El embarazo

Queremos embarazarnos

Cuando una pareja decide ir en busca de su bebé, según mi punto de vista, creo que es conveniente hacerse un chequeo médico y una revisión ginecológica, para ver que estamos en perfectas condiciones y así evitar cualquier tipo de complicación.

Cuando nosotros decidimos empezar con la búsqueda de nuestro bebé, fuimos al ginecológo para dejar la píldora y me indicó que empezara a tomar ácido fólico, pero no me hizo ningún tipo de análisis ni nada. Yo, desde pequeña, siempre he tenido reglas muy irregulares, con meses sin regla, incluso hasta 4 meses. Siempre me preocupó este tema y siempre lo achacaba el ginecólogo a que era por mis ovarios poliquísticos, pero tengo amigas con este problema y ellas tenían reglas más regulares. Cuando dejé la píldora, el ginecólogo me dijo que debido a mi tipo de ovarios me iba a costar mucho quedarme embarazada y que incluso si en un año no lo conseguíamos tendríamos que ir a reproducción asistida. Imaginaros que ánimos para empezar esta nueva etapa ilusionante como es buscar un bebé.

Gracias a Dios a los 4 meses nos quedamos embarazados!! (En esos 4 meses sólo una regla, ósea que calculo que una ovulación) y el ginecólogo ni se lo creía. Me hizo una exploración y todo bien, seguí tomando ácido fólico y me dio unos sobres de progesterona hasta la semana 8 de embarazo. Esa semana escuchamos el corazoncito de nuestro bebé por primera vez e imaginaros que ilusión, no cabíamos en nosotros de lo contentos que estábamos. La semana 13 nos tocaba primera eco por la seguridad social y al entrar todo nerviosos e ilusionados mi marido y yo, nos dieron la peor de las noticias, el corazón de nuestro garbancito había dejado de latir, un aborto diferido a las 11 semanas. Es la peor sensación del mundo, un dolor intenso en el corazón, como si te arrancasen un pedazo de tu piel. Este tema lo quiero abordar en otro post, porque este es para comentaros la importancia de los chequeos médicos.

Tras el aborto, mi marido y yo decidimos cambiar de ginecólogo porque no nos gustó nada su actitud. Nosotros íbamos por privado a su consulta pero dio la casualidad que cuando estuve ingresada subió a verme a la habitación porque también trabaja por lo público y le avisamos y se lo tomó a la ligera y bromeando con que no nos preocupáramos que había que volver a darse amor y ya estaba. Pero que me estas contando? Eres idiota o que? Acabamos de perder a nuestro hijo y te crees que estamos para vaciles? En fin…

Una de mis mejores amigas me dijo que fuéramos a su ginecóloga y desde ese momento se convirtió en una especie de ángel de la guardia. Me mando hacerme análisis de todo tipo, hasta de cariotipo, porque decía que parecía un aborto tardío y eso podía ser por varias causas, en concreto me habló de dos, que dio la casualidad que fue lo que me salió mal en los análisis: el tiroides y un déficit de proteína C, posible síndrome antifosfolípido, SAF.

Me remitió al endocrino y al hematólogo, y desde entonces hasta que volvimos a quedarnos embarazados vinieron muchos controles médicos y muchas consultas. El endocrino me recetó eutirox y me fue controlando mi hipotiroidismo y mi hematóloga me hizo varios análisis para ver si realmente tenía SAF o no, y en algunos daba positivo y en otros no, por lo que me mandó adiro 100 para prevenir posibles trombos y para facilitar que todo fuera bien de cara a un embarazo. También nos comentó que si me volvía a quedar embarazada tendría que inyectarme heparina todos los días para prevenir trombos y que circulase bien la sangre en la placenta.

A los 6 meses del aborto nos volvimos a quedar embarazados!! y esta vez gracias a los controles previos y a todos los que me hice durante el embarazo todo salió perfecto!!! Todos los días tenía mi ritual, eutirox media hora antes de desayunar (me iban ajustando la dosis cada mes), inyección de heparina (también me iban ajustando la dosis) sobre las 9:30 de la mañana y adiro 100 después de comer.

La heparina me la pinchaba yo misma y he de decir a las que tengan el mismo problema que yo que es un pinchazo de nada,  todos los días durante el embarazo y en mi caso hasta 6 semanas después del parto,  pero que al final te haces a ello y además sabes que es para que tu cosita esté bien y se hace encantadas! Me volvería a pinchar todos los días de mi vida si hiciera falta, lo importante es que gracias a Dios todo salió bien y todo mereció la pena 🙂

A día de hoy han pasado 7 meses y sigo con el eutirox y el adiro 100, quizá sea de por vida pero me da igual, lo importante es que mi ginecóloga me lo vio a tiempo y pudo ayudarnos a hacer realidad nuestro sueño.

Me he alargado con el post pero es que quería que vierais la importancia de elegir un buen ginecólogo y hacerse controles. Todo esto siempre bajo vigilancia médica claro está, cada persona es un caso distinto.

Si alguna tiene el mismo problema que yo y me quiere consultar algo podéis dejarme un comentario y os contesto. Siempre todo contando mi caso pero ya sabéis que hay que consultarlo al médico que ellos son los que saben.