El parto

Parto con heparina y adiro (Parte I)

Desde que me enteré que estaba embarazada y fui a la hematologa para que me explicara como pincharme las dosis de la heparina y como  seguir tomando el adiro, me dejó claro que si todo iba bien, mi parto sería programado para la semana 37-38 más  o menos.

Me llevaron el embarazo en la Residencia Cantabria en Prenatal II, donde acudía todos los meses para hacerme una ecografia de seguimiento y ver como llevaba el tema de hematologia y del endocrino.

Mi marido y yo habíamos calculado más o menos la semana en que veríamos por fin la carita de nuestra nena, por la fecha que siempre nos habían dicho, semana 37 más bien. Pero al final, a partir de la semana 35 nos citaban cada dos semanas con la ginecóloga y nos dijeron que no provocarían nada hasta que no hubiera señal ni síntoma de que el parto podía estar próximo.

La semana 37 fuimos todo ansiosos a consulta y al hacerme el tacto vieron que estaba todavía “verde” así que me citaron para la semana 39….no me lo podía creer!! Todavía dos semanas más!! Que ganas!!

Por su parte, mi hematologa me envió un informe con las pautas a seguir de cara al parto. Suspender el adiro 100 en la semana 36 y la heparina el día antes. Me podría poner la epidural siempre y cuando hubiesen pasado 12 horas desde la última inyección.

En el siguiente post os explico con detalle el día del parto 😉

Post anterior Post siguiente

Quizás también te interese

Sin comentarios

Deja una respuesta

CAPTCHA