Navegación por Categoría

Primer trimestre

Primer trimestre

Embarazo con heparina y adiro

Cuando después del aborto me diagnosticaron posible Síndrome Antifosfolipido, SAF, lo primero que me vino a la cabeza fue…y que coño es eso? Cómo me influirá en un próximo embarazo?

Mi hematologa que es majisima me lo explicó todo muy bien y me calmó diciéndome que muchas pacientes suyas con el mismo problema que yo habían tenido hijos sin problemas con la medicación adecuada, en mi caso Adiro 100 y heparina.

El SAF para quien no lo sepa, es explicado de forma sencilla como una tendencia a formarse coágulos en los vasos sanguíneos (trombosis). En el embarazo, la placenta puede presentar pequeños coágulos y hay un aumento del riesgo de aborto. Esto creen que pudo ser la causa o una de las causas de mi aborto diferido.

En la primera consulta me recetaron el Adiro 100 y me dijeron que si me quedaba embarazada antes de la siguiente revisión les llamara inmediatamente para ponerme con el tratamiento de la heparina, y efectivamente poco antes de la siguiente consulta…me quedé embarazada!!! Así que les llame y me colaron al día siguiente para empezar cuanto antes.

Desde la semana 5 que me enteré de que estaba embarazada hasta 6 semanas después del parto, estuve pinchándome la heparina, Clexane de 40 o 20, según como me dieran los análisis que me hacían  todos los meses.

Me pinchaba todos los días a las 9:30 de la mañana, alternando cada día a un lado y otro de la barriga. Me pinchaba a unos 5 cm del ombligo cogiendome un poco de michelin y poniendo la aguja a unos 45 grados. Antes de pincharme limpiaba la zona con alcohol para que estuviera limpio…La verdad que al principio me salían moratones pero luego te haces una experta jeje.

A medida que me iba creciendo la barriga me pinchaba mas en el costado donde me quedaba algo de michelin aunque cada vez tenía menos michelin y mas barriga, y me encantaba! A veces la echo de menos 🙂

El Adiro lo tomaba después de comer y todavía lo sigo tomando porque los análisis me siguen dando alterados y por prevenir cualquier trombo pues me lo siguen recetando.

Durante el embarazo también me mandaron poner medias de descanso hasta la rodilla para facilitar la circulación y evitar en la medida de lo posible las varices, y me vinieron súper bien, no se me hincharon nada las piernas ni los tobillos…es más a día de hoy las sigo utilizando bastante.

Tengo que confesaros que tuve mucho miedo durante el embarazo con todo el tema de la sangre pero confíe mucho en mis médicos y en el tratamiento y gracias a Dios todo salió bien. La heparina y el Adiro fueron mis aliados y me pincharía toda la vida si hiciera falta porque me ayudaron a tener a mi nena y a llevar un embarazo controlado y tranquilo en este aspecto. Ojalá sea siempre así 😉

En otro post os hablo del parto con heparina y Adiro porque en este me he expandido bastante al final. Cualquier duda ya sabéis.

Primer trimestre

Mi embarazo después del aborto

A los 6 meses de tener el aborto diferido me volví a quedar embarazada…lo primero que hice nada más ver el positivo fue mirarme al espejo y reírme y llorar a la vez! Estaba tan tan contenta pero tan tan cagada…:)

Quería haber preparado alguna sorpresa a mi marido pero no me pude aguantar y fui corriendo a la cama a enseñarle el predictor, jeje. La cara de él decía lo mismo que la mía, genial !! pero hay que ser cautos. No podíamos dejar de mirar la rayita embobados.

Lo primero que nos habían dicho los médicos era que en cuanto viésemos el positivo teníamos que llamarles para empezar a pincharme la heparina. Yo ya tomaba el eutirox para el tiroides y el adiro 100, pero era importante empezar cuanto antes con la heparina para evitar alguna complicación, así que ese mismo día les llamé y me citaron.

Empecé con el Clexane 40 una vez al día. Me dijeron que era bueno pincharse siempre sobre la misma hora, así que mi ritual era: a las 9 tomaba el eutirox (media hora antes de desayunar), a las 9:30 me pinchaba en un costado de la barriga la heparina y desayunaba, y el Adiro 100 lo tomaba después de comer, así todo el embarazo y encantada de la vida 🙂

Las dosis del Clexane y del eutirox me las revisaban cada mes. Me hacían análisis y en función de los resultados me ajustaban la dosis. Esto es importante decir que te lo tiene que controlar un médico, y nunca hacer nada por nuestra cuenta.

Tengo que reconocer que disfruté cada día de mi embarazo al máximo, pero también tuve muchos miedos, a cada ecografía que nos tocaba ir, entraba casi llorando de la tensión y hasta que no nos decían que todo estaba bien no respiraba tranquila. Creo que cuando has tenido una experiencia anterior que no salió bien es inevitable no sentir miedo y preocupación. Pero por otra parte sabía que estaba haciendo todo lo que podía hacer. Ya me había mirado todo y había puesto remedio a todo lo que me habían dicho así que sólo tocaba esperar y rezar a Dios y a mi Virgenzuca del Carmen para que saliera todo bien. Y gracias a Dios todo salió bien y tenemos a nuestra nena con nosotros.

Para no extenderme en este post tenéis otro donde cuento cómo me pinchaba la heparina y mis revisiones.